Favier Dubois & Spagnolo

“CÁTEDRAS ‘INTERDISCIPLINARIAS’ PARA LA ENSEÑANZA DE ASIGNATURAS ‘JURÍDICAS’ EN LAS FACULTADES DE CIENCIAS ECONÓMICAS”

agosto 18, 2018Derecho Contable0

VIII. ENCUENTRO DE PROFESORES DE ASIGNATURAS JURÍDICAS EN FACULTADES DE CIENCIAS ECONÓMICAS. PARANÁ, 24-8-18

Título de lo ponencia:

“CÁTEDRAS ‘INTERDISCIPLINARIAS’ PARA LA ENSEÑANZA DE ASIGNATURAS ‘JURÍDICAS’ EN LAS FACULTADES DE CIENCIAS ECONÓMICAS”.

 

Por Eduardo M. FAVIER DUBOIS[1]

 

Área temática 1: Estrategias de Enseñanza.

 

I.-RESUMEN:

Dados los necesarios conocimientos jurídicos que deben tener los graduados en ciencias económicas, y considerando que la enseñanza de las asignaturas jurídicas en Ciencias Económicas debe ser distinta que la que se dicta en Derecho para los futuros abogados, se propone desde el “Derecho Contable” una solución consistente en que las materias sean dictados por un cuerpo interdisciplinario de abogados, contadores y otros graduados en ciencias económicas, en la proporción adecuada en cada caso según la asignatura, y conformando lo que se denomina “Cátedras Interdisciplinarias”.

Seguir leyendo →

“EL DERECHO CONTABLE Y LA PLANIFICACION PATRIMONIAL SUCESORIA”.

XI JORNADA NACIONAL DE DERECHO CONTABLE. PARANA 23-8-18.

 “EL DERECHO CONTABLE Y LA PLANIFICACION PATRIMONIAL SUCESORIA”.

 

EDUARDO M. FAVIER DUBOIS[1].

 

SINTESIS:

El Derecho Contable incluye entre sus contenidos aquellas prácticas profesionales donde abogados y contadores trabajan en equipo o en forma coordinada creando mayor valor para sus clientes.

La planificación patrimonial sucesoria es el proceso que permite una transmisión hereditaria basada en los deseos e intereses del ‘heredante’ y en la protección de las necesidades de su entorno afectivo, en un marco de equidad

El protocolo de empresa familiar, las estructuras y normas de la ley de sociedades, los contratos y las instituciones del código civil y comercial y, en especial, el régimen de las sociedades por acciones simplificadas, son herramientas fundamentales para una adecuada planificación.

En la planificación sucesoria patrimonial, junto con la actuación de un consultor, es fundamental un equipo interdisciplinario, integrado por abogados y consultores que permita una adecuada utilización de dichas herramientas. Seguir leyendo →

CAMBIO DE TITULARIDAD DE BIENES SOCIETARIOS COMO CONSECUENCIA DEL BLANQUEO: SIETE PASOS RECOMENDABLES DESDE EL DERECHO CONTABLE

CAMBIO DE TITULARIDAD DE BIENES SOCIETARIOS COMO CONSECUENCIA DEL BLANQUEO: SIETE PASOS RECOMENDABLES DESDE EL DERECHO CONTABLE.

Por Eduardo M. Favier Dubois[1]

Conforme con el art. 38, anteúltimo párrafo, de la ley 27.260 de “sinceramiento fiscal”, muchos contribuyentes declararon a su nombre bienes que hoy se encuentran “…en posesión, anotados, registrados o depositados a nombre..” de una sociedad.

Se trata de casos donde la verdadera titularidad es de una persona humana (“principal”) pero la titularidad formal, por diversas razones, se puso a nombre de una sociedad (“testaferro”), configurándose lo que se denomina un “mandato sin representación” relación en la cual el mandante (persona humana) encarga al mandatario (sociedad) que tenga la propiedad formal del inmueble a nombre de la sociedad pero en interés de la persona humana y sujeta a sus instrucciones.

Ahora bien, la misma ley, y su reglamentación, disponen que antes del vencimiento de la declaración fiscal del año 2017 (o sea marzo o abril de 2018), dichos bienes deben figurar a nombre del socio o tercero que hizo la declaración.

A la fecha, habiendo vencido el 31 de marzo pasado el plazo para el blanqueo, todos los que accedieron al mismo en las condiciones indicadas deben cumplir determinados pasos para lograr la titularidad registral a que alude la reglamentación tributaria.

A nuestro juicio, deben cumplirse recaudos societarios, contables y escriturarios que hemos resumido en siete pasos, a saber:

1.-DECISIÓN SOCIETARIA. Es necesario hacer un acta con la decisión del órgano de administración de la sociedad, en el caso de la S.A. del directorio, por la cuál da cuenta de que la titularidad del bien no le corresponde a la sociedad sino a un socio o tercero, que se ha consentido el sinceramiento por éste, y que es necesario practicar los actos para el debido cumplimiento de la ley. Si fuera una sociedad uruguaya, debe tenerse presente la normativa de las leyes 18.930 del año 2012 y 19.288 del año 2014 o su previa “adecuación” a la ley argentina (art. 124 LGS).

2.-PRIMER ASIENTO CONTABLE. Teniendo como documentación respaldatoria dicha acta y las constancias impositivas del sinceramiento, debe practicarse un primer asiento contable dando de baja al bien (inmueble u otro) del activo social y explicando sus razones. El asiento más recomendado es contra “Ajuste de ejercicios anteriores”.

3.-ANÁLISIS JURÍDICO CONTABLE. El mismo debe referirse a dos grandes campos. El primero se refiere al impacto de la salida del bien sobre el patrimonio de la sociedad teniendo en cuenta su patrimonio neto y su capital contable. De dicho análisis surgirá la necesidad o no de reducir el capital y/o de reembolsarlo, o de declarar la disolución y liquidación de la sociedad si no tiene objeto remanente. El segundo campo es el de la situación de los terceros respecto del traspaso. Es que deben contemplarse, por un lado, los eventuales derechos de los acreedores sociales, que tienen prioridad a la luz del art.144 in fine del CCCN. También es posible que haya embargos o inhibiciones a levantar o una situación de concurso preventivo que exija sustituir garantías. Por otro lado, deben atenderse los eventuales derechos de los socios, de sus cónyuges, de sus legitimarios y de sus acreedores personales conforme los arts. 337, 338, 473 y 2444 del CCCN. Lo ideal sería hacer un dictamen jurídico-notarial-contable sobre estos temas.

4.-CONVOCATORIA A ASAMBLEA. O de la reunión de socios que corresponda, para considerar la declaración de no titularidad real del inmueble y para decidir, en su caso, como mitigar el impacto contable o disponer la disolución de la sociedad.

5.-DECISIÓN ASAMBLEARIA. O de la reunión de socios, disponiendo aceptar la no titularidad y asumiendo la obligación de escriturar a favor del verdadero dueño, comisionando al presidente para hacerlo. Al mismo tiempo se adoptarán las demás decisiones antes referidas según cada caso. Si se produjera una reducción de capital no redimida mediante un reembolso, será necesario cumplir con la publicación y demás requisitos del art. 204 de la ley general de sociedades y practicar la inscripción correspondiente en el Registro Público de Comercio en protección de los derechos de los acreedores sociales. En todos los casos resulta conveniente que la asamblea sea unánime para evitar futuras impugnaciones de los socios.

6.-OTORGAMIENTO DE LA ESCRITURA. En la cual comparecen el representante de la sociedad y la persona humana verdadera titular, para formular la declaración de titularidad real y hacer la transferencia del bien a título de cumplimiento del mandato sin representación. Es fundamental que esta escritura consigne el relato de todos los hechos y la individualización de los documentos que sean antecedentes de la operación que hagan “razonable” la existencia del mandato invocado, de modo que pueda ser un “tìtulo perfecto” para futuras transferencias. Tal perfección se reforzaría con la firma de todos los socios y, en su caso, de sus cónyuges (art.470) y legitimarios (art.2461), y/o con el agregado del dictamen referido en el punto 3.-

7.-SEGUNDO ASIENTO CONTABLE. Una vez otorgada la escritura, debe hacerse el asiento contable de cumplimiento de la obligación de escriturar.

Puede ser que algunos no consideren necesario el cumplimiento de todos estos pasos y se limiten a hacer solo una escritura de traspaso. Sin embargo, desde el punto de vista de la seguridad jurídica y del perfeccionamiento del título los siete pasos nos parecen absolutamente convenientes.

Por todo ello invitamos a llevar adelante todos estos pasos con el asesoramiento conjunto de abogados, escribanos y contadores trabajando en equipo, en un verdadero ejercicio de “Derecho Contable”.

 

Buenos Aires, 10 de Abril de 2017.

 

 

[1] Doctor en Derecho. Profesor Titular de Derecho Comercial en las Facultades de Derecho y de Ciencias Económicas de la U.B.A. Presidente del Instituto Autónomo de Derecho Contable (IADECO). www.favierduboisspagnolo.com

Necesarias Reformas Legales en Materia de Registro Público y de Registros Contables.

Por Eduardo M. Favier Dubois (1)

IX JORNADA NACIONAL DE DERECHO CONTABLE. CORDOBA, AGOSTO 2016

TEMA I. REFORMAS LEGALES Y DERECHO CONTABLE.

I.-PONENCIA.

-En materia comercial, el nuevo CCCN presenta dos graves falencias: no haber reglamentado al Registro Público y haber regulado al sistema contable en forma desactualizada, lo que hace necesaria una reforma legal en esas materias.

-En cuanto al Registro Público, la nueva ley debería reglamentar el repertorio de actos inscribibles, los presupuestos y los efectos de las inscripciones, como así la organización y ubicación territorial de los registros, y la concentración de información en un registro nacional, con control de denominaciones.

En materia contable, la ley debería regular al “sistema contable”, admitir a las normas profesionales como fuente, y establecer normas precisas de protección de los registros, con graves sanciones a los que no los presenten, y sobre el modo de compulsa o incautación en casos judiciales.

II.-FUNDAMENTOS

1.-LA NO REGULACION DEL REGISTRO PÙBLICO.

1.1. Aspectos generales.

La publicidad mercantil es un instrumento fundamental para la identificacion y el control de los sujetos empresarios(2).
El nuevo Código mantiene el sistema de publicidad mercantil para las sociedades, régimen que incluso extiende a personas jurídicas privadas sin fines de lucro, pero omite -aparentemente en forma deliberada- toda mención al “Comercio” y solo alude al “Registro Público” o a “Registros locales”, sin establecer ningún tipo de regulación del Registro como tal, a diferencia del Proyecto de 1998 que expresamente contemplaba una sección del “Registro Público de Actividades Especiales” (arts.297 a 301). Sin embargo, frente a dicha omisión y ante el mantenimiento de las leyes incorporadas y complementarias del antiguo Código de Comercio, deben entenderse vigentes y aplicables las normas locales sobre Registros Públicos de Comercio (leyes 21.768 y 22.316, entre otras). En cuanto a las personas humanas que desarrollan actividades económicas organizadas, no se prevé la inscripción registral de las mismas (salvo la de los auxiliares de comercio por leyes especiales), pero es claro que para rubricar sus libros deberan registrar sus antecedentes.
En cuanto a las sociedades, se alude a la inscripción en el “Registro Público” y en el art. 5º de la ley respectiva se exige que los datos de la sede y de la inscripción se hagan constar en la documentación social. En el nuevo art. 6º se da un plazo de 20 días para presentar el documento a inscribir, y de 30 días adicionales para completar el trámite, pudiendo ser prorrogado, desapareciendo la mención al control de los requisitos “legales y fiscales”. Si bien se suprime el control de legalidad previsto en el art. 6º del texto anterior, lo cierto es que el mismo se mantiene para las sociedades por acciones (art.167), y debe considerarse subsitente en orden a los principios generales del Derecho Registral. Se traslada, lamentablemente, el régimen de oposición a las inscripciones del anterior art. 39 del código de comercio, dando derecho a hacerlo a la “parte interesada”.Lo más importante es que la no inscripción no crea “irregularidad” sino que reconduce al régimen de las sociedades informales, con obligatoriedad entre otorgantes y oponibilidad a terceros que conocieren. También el Registro deberá continuar practicando otras inscripciones no subjetivas, como son las de las transferencias de fondos de comercio (ley 11.867), como así la de los contratos asociativos de agrupación de colaboración, unión transitoria de empresa y consorcios de cooperación.

1.2.-Reformas necesarias.

Frente a tal panorama, y dada la importancia de la publicidad mercantil para dar transparencia y seguridad a los negocios, una nueva ley debería reglamentar:

  • a) el repertorio de actos inscribibles,
  • b) los presupuestos de las inscripciones, en especial su control previo de legalidad,
  • c) los efectos adjetivos y sustantivos de las registraciones
  • d) la organización y ubicación territorial de los registros
  • e) el acceso a los datos registrados
  • f) la concentración de información en un registro nacional
  • g) el control de denominaciones societarias.
  • h) la posibilidad de que sea llevado por medios informáticos.

2.-LA NUEVA REGULACION CONTABLE.

2.1.-Estructura y avances.

La contabilidad es el órgano de la vista para las empresas y el sistema de rendición de cuentas hacia socios y terceros interesados (stake holders)(3).

El Código, en su art. 320 y stes, repite en general la estructura y disposiciones del código de comercio derogado, pudiendo señalarse como avances: a) la “revolución informática” en tanto permite la autorización para utilizar “ordenadores y otros medios mecánicos, magnéticos o electrónicos” para todos los sujetos obligados y no solo para las sociedades comerciales, como así el archivo digital de la documentación (art.329); b) la exigencia de que los libros y registros permanezcan en el domicilio del titular (art.325), lo que plantea dudas en los casos de contabilidades informáticas llevadas en “la nube”; y c) dispone expresamente que las formalidades también rigen para los libros “subdiarios” superando una discusión anterior (art. 327).(4)

2.2.-Desaciertos.

Como desaciertos deben señalarse: a) los aspectos terminológicos inadecuados; b) No se incluyó al libro “Mayor” como libro obligatorio; c) Nada dispone sobre la posibilidad de acceder a los libros de “terceros” como prueba ni su valor (art. 330); d) No se prevé expresamente el contenido del “inventario”; e) al instalar un criterio dimensional por “volumen de giro de actividades” exime lisa y llanamente de llevar contabilidad a los de pequeño volumen cuando debió solo simplificar el régimen.

2.3.-Oportunidades perdidas que requieren una reforma.-

En el punto se destacan:

  • 1.-No regula al “sistema contable” sino a una contabilidad solo basada en “registros”.
  • 2.-Mantiene a la contabilidad como “carga” para las personas humanas y no como obligación cuando el mismo es el eje de juzgamiento de las conductas comerciales y debería consagrarse una norma general que establezca que el incumplimiento de los deberes contables, como así la no presentación de los registros cuando por ley correspondan, importará presunción de fraude y podrá dar lugar a una multa a cargo de los responsables que fijará la reglamentación, sin perjuicio de las medidas de compulsión respectiva.
  • 3.-Nada prevé sobre la compulsa e incautación de registros cuando no son llevados en base a papel.
  • 4.-Ignora que la información contable es el eje del sistema concursal y no dispone expresamente que la falta de contabilidad en forma impide la apertura del concurso preventivo y del acuerdo preventivo extrajudicial.
  • 5.-Nada dispone sobre las “normas contables profesionales” como “fuente” normativa cuando es necesario que la ley de fondo brinde las normas y principios generales y que al mismo tiempo ésta prevea que sea la profesión contable, a través de sus organismos técnicos, que establezcan los contenidos específicos, en muchos casos sujetos a cambios periódicos.

Anexo:

1 Libertad 567, piso 9º, CABA, cod. C1012AAK, Tel. 011-43820973, Mail emfavierdubois@favierduboisspagnolo.com

2 Ver Rossi, Hugo “La publicidad empresaria” en Favier Dubois, E.M. (Director) “Manual de Derecho Comercial”, Ed. La Ley, Buenos Aires, 2016, pag. 213 y stes.

3 Favier Dubois, E.M. (Director) “Manual de Derecho Comercial”, Ed. La Ley, Buenos Aires, 2016, pag. 185 y stes.

4 Ver del autor “Derecho Societario para la Actuación Profesional”, Ed. Erreius, Bs.As., 2015, pag. 163, en coautoría con Favier Dubois Pater.

Trabajo en PDF:  Descargar

La Eximición Contable Por Volumen de Giro: Ámbito de Aplicación y Consecuencias.

Por Eduardo M. Favier Dubois (1)

IX JORNADA NACIONAL DE DERECHO CONTABLE. CORDOBA, AGOSTO 2016

TEMA I. REFORMAS LEGALES Y DERECHO CONTABLE.

I.-PONENCIA.

-La eximición contable por volumen de giro no aplica para las personas humanas que son “auxiliares de comercio” ni para las personas jurídicas que tienen obligaciones específicas al respecto (sociedades, cooperativas, etc.) pero sí aplica para todas las otras personas humanas, para los entes contables (contratos de colaboración) y para todas las personas jurídicas privadas sin exigencia legal específica (asociaciones, iglesias, consorcios, etc.).

-En los casos de eximición, subsiste la obligación de todos los administradores de bienes ajenos de rendir cuentas conforme al art. 858 y conc. del CCCN.

-Resulta urgente que los Registros locales reglamenten el monto de la eximición por volúmen de giro. Interín, se mantiene la situación anterior al CCCN. Seguir leyendo →

La Contabilidad de Gestión Como Contabilidad Obligatoria en Sociedades y Personas Jurídicas.

Por Eduardo M. Favier Dubois (1)

IX JORNADA NACIONAL DE DERECHO CONTABLE. CORDOBA, AGOSTO 2016

TEMA II. SOCIEDADES Y CONCURSOS.

I.-PONENCIA.

-Tanto en las sociedades como en todas las personas jurídicas privadas, además de ser obligatoria la “contabilidad histórica” (art. 320 CCCN), es obligatoria la contabilidad “de gestión”, en tanto los directores, gerentes y administradores están todos sujetos al deber de “diligencia” que los obliga a tomar “decisiones informadas”, considerando que un elemento insoslayable de tales decisiones está constituído por el análisis de la contabilidad “de gestión”, “gerencial” o “de costos”.

  • -El incumplimiento de la “contabilidad de gestión”, implica violación de la ley y de los deberes de los administradores, generando mal desempeño sancionable con remoción y responsabilidad.
  • -Resulta recomendable que los administradores, además de llevar y consultar la contabilidad de gestión, conserven debidamente la información resultante para utilizar como prueba en caso de impugnación de su gestión.

II.-FUNDAMENTOS.

1.-EL DEBER DE “DILIGENCIA” DE LOS ADMINISTRADORES.

Los administradores de sociedades, incluyendo a los gerentes y directores, están sujetos al deber de “diligencia” de un buen hombre de negocios (arts. 59, 157 y 274 ley general de sociedades)(2). A partir del nuevo Código Civil y Comercial tienen similar deber todos los administradores de las “personas jurídicas privadas” (art. 159 CCCN). Dicho deber implica el tomar la decisión más adecuada en cada caso, cumpliendo con las reglas de su oficio, entre las que se destaca la adopción de “decisiones informadas”. Es que, la toma de decisiones debe hacerse después de transitar un proceso que pasa por diversas etapas: a) precisar cual es el problema o desafío; b) informarse sobre la totalidad de la situación, reuniendo o produciendo toda la información necesaria actual o futura; c) elaborar un menú de alternativas u opciones disponibles; d) valorarlas y adoptar la decisión más razonable dentro de las alternativas; y e) mandar ejecutar y controlar la decisión(3). El incumplimiento del deber de “diligencia” importa, en lo formal, un mal desempeño del cargo que autoriza a decretar la remoción del administrador. Además, si produjo daño a la persona jurídica o a un tercero, autoriza una acción civil de daño(4).

2.-LA CONTABILIDAD DE GESTION Y SU OBLIGATORIEDAD.

Dentro de la contabilidad se distinguen tradicionalmente varias sub-especies, a saber(5):

a.-La contabilidad “histórica”, patrimonial o financiera, la que opera como una suerte de “rendición de cuentas” de los administradores(6) hacia los sujetos interesados (“steak holders”), denominados técnicamente como “usuarios” de la información contable.

b) La contabilidad “de gestión”, “gerencial”, “administrativa” o de “costos”. Es la que comprende a todas las operaciones del ente, aún a aquellas que no producen efectos patrimoniales pero que permiten verificar el cumplimiento de los objetivos y el grado de eficiencia con que se llevan a cabo la gestión del patrimonio(7). Si bien esta información resulta parcialmente de los registros contables propios de la información patrimonial (ver letra a), también surge de elementos extracontables que se elaboran especialmente tales como los “informes”, los “presupuestos” y la “información proyectada” para el ejercicio económico en curso. Esta contabilidad se ubica en el presente y buscar prever el futuro por lo que es la que cumple la función de “órgano de la vista” para los gerentes y administradores.

c) La contabilidad “proyectada” o “prospectiva”, que integra a la contabilidad de gestión y tiene una triple utilidad: para la gestión futura de los administradores, para calcular el valor de una empresa y para analizar su capacidad de repago de las deudas.

d) La contabilidad “social”, orientada a medir las proyecciones y efectos de la actividad empresaria sobre su contexto, principalmente en materia “laboral”(8) y “ambiental”(9).

e) La contabilidad “gubernamental”, aplicables al sector público y entidades afines al mismo(10).

Todas estas “contabilidades” derivan de la contabilidad “general” o “técnica”, requerida por la disciplina contable y por las normas profesionales.Ahora bien, la contabilidad “legal”, a diferencia de la contabilidad “general”, solo comprende a una parte de la información contable que es la que la ley exige elaborar a un “ente”. Junto a ella, se ubica la contabilidad “tributaria”, impuesta por las normas fiscales, en muchos casos difiere de la técnica y arroja resultados (ganancias o pérdidas) diferentes en base a pautas propias y diversas a las de la contabilidad “general”. Tradicionalmente, solo se considera obligatoria a la contabilidad histórica sobre la base de su sentido de “rendición de cuentas” y es a la que se refieren los arts. 320 y conc. del CCCN y los arts. 62 y stes. ley general de sociedades. Por nuestra parte, y en orden a las consideraciones precedentes, entendemos que también es exigible la contabilidad “de gestión” cuando se trate de cumplir el deber de los administradores de personas jurídicas de adoptar “decisiones informadas”. En consecuencia, dicha contabilidad también deberá elaborarse, utilizarse y resguardarse para servir como prueba de buen desempeño ante futuros planteos.

Anexo:

1 Libertad 567, piso 9º, CABA, cod. C1012AAK, Tel. 011-43820973, Mail emfavierdubois@favierduboisspagnolo.com

2 Ver del autor “Derecho Societario para la Actuación Profesional”, Ed. Erreius, Bs.As., 2015, pag. 101, en coautoría con Favier Dubois Pater.

3 Segade, Jose Luis “Administración de Organizaciones”, Ed.Macchi, Bs.As., 2007, pag.57.-

4 Ver del autor: “Los deberes de los directores: el derecho contable vs. Los propios actos” en “La estructura societaria y sus conflictos” (Director Daniel R.Vitolo), Bs.As., Ed. Ad Hoc., 2006, pag.349.

5 Favier Dubois, E.M. (Director) “Manual de Derecho Comercial”, Ed. La Ley, Buenos Aires, 2016, pag. 186 y stes.

6 Favier Dubois (pater) E.M. y Favier Dubois (h) E.M. “La rendición de cuentas en el derecho comercial. Su vigencia en materia de negocios fiduciarios, asociativos y societarios”, Errepar, DSE, nro. 262, Septiembre 2009, T. XXI, pag. 967.

7 Los informes de uso interno más importantes son el “presupuesto” y la “información proyectada”. Para su confección también se utiliza información extra contable de la propia empresa (clientes, pedidos, proveedores, etc.) y se captan situaciones del contexto (políticas cambiarias, competidores, precios, etc.). Ver Vazquez, Roberto y Bongianino, Claudia A. “Principios de Teoría Contable”, Ed. Aplicación, Bs.As., 2008, pags. 56 y 113.

8 El Balance Social resulta de Ley 25.250 y Decreto 1171/00, siendo sus objetivos realizar el diagnóstico de la gestión empresarial en un período determinado, permitiendo la posibilidad de redefinir políticas, establecer programas y evaluar la efectividad de las inversiones sociales, con miras a la promoción de los trabajadores y de la sociedad. Son sujetos obligados las empresas con más de quinientos (500) trabajadores dependientes, aún cuando estén distribuidos en diferentes establecimientos y son sus destinatarios los sindicatos con personería gremial signatario/s de la convención colectiva de trabajo que le sea aplicable a la empresa. .

9 Dell’Elce, Quintito Pierino y Gilda Garrido, Elisabet “Hacia un modelo de Balance Social para utilizar en nuestro país”, en III Jornada Nacional de Derecho Contable, Ed. Universidad de La Plata, La Plata, 2010, pag. 347; Fernandez Lorenzo, Liliana – Carrara, Cristina y Larramendy, Elsa “Derecho Contable Ambiental”, en la misma obra, pag. 365.

10 Ver Torga, Pascual Alberto y Versino, Elsa Irene “Contabilidad gubernamental. Rendición de cuentas”, en IIIa Jornada Nacional de Derecho Contable, Ed. Universidad de La Plata, La Plata, 2010, pag. 93; Popritkin, Alfredo “Control de fondos reservados”, misma obra , pag. 81.

Trabajo en PDF:  Descargar

Las Emociones del Empresario Frente a la Insolvencia

Errepar, DSE, nro.316, tomo XXVI, Marzo 2014.
Por Eduardo M. Favier Dubois (pater) y Eduardo M. Favier Dubois (h)

Este trabajo destaca la importancia de tener en cuenta las emociones del empresario cuando su empresa enfrenta una crisis que la puede llevar a la insolvencia, o cuando ya se halla en cesación de pagos, y de considerar su impacto sobre las decisiones empresariales y/o judiciales que deben ser adoptadas.

Los autores proponen que los asesores concursales, además de cumplir sus tareas específicas, atiendan a la contención emocional del cliente y, a esos fines, informan sobre posibles herramientas a utilizar nacidas de la experiencia.)

Trabajo en PDF:  Descargar

Principios del Derecho Comercial y Reformas al Régimen Asociativo

Por Eduardo M. Favier Dubois (h) (1)

I.-EL NUEVO DERECHO COMERCIAL.

 

1.-LOS PRINCIPIOS DEL NUEVO DERECHO COMERCIAL.

El nuevo Código Civil y Comercial cambia la regulación del Derecho Comercial, que ya éste no se basa más en el “acto de comercio” ni en el “comerciante” sino en un nuevo eje diferenciador: “la empresa” (2) (ver anexo) lo que resulta, entre otras fuentes, de los nuevos “obligados contables” que son las personas humanas con “actividad económica organizada”, los titulares de una “empresa” o los titulares de un “establecimiento comercial, industrial, agropecuario o de servicios” (art. 320) (3). También tienen obligaciones contables todas las “personas jurídicas privadas”, lo que incluye a las sociedades, asociaciones civiles y fundaciones, entre otros sujetos (art.148), regulando el CCCN a las asociaciones civiles e incorporando, con pequeñas modificaciones, a las normas sobre fundaciones de la ley 19.836.
Paralelamente, al mantenerse la vigencia de todas las leyes mercantiles complementarias, conservan sus obligaciones contables los martilleros, corredores, despachantes de aduana y agentes institorios del seguro. Además de unificar las obligaciones y los contratos civiles y comerciales, el nuevo Código reforma a la ley 19.550 de sociedades “comerciales”, sustituyendo su denominación por la de “Ley general de sociedades”, introduciendo diversas modificaciones. También cambia el concepto de “asociación” y el de los “contratos asociativos”. De todo ello resultan algunos principios, reglas y novedades normativas en las relaciones comerciales, societarias y asociativas, como son las siguientes:  Seguir leyendo →

Los Fideicomisos “Atípicos”: Casos, Riesgos Legales y Prevención

Por Eduardo M. FAVIER DUBOIS (h)

 Frente a la gran proliferación de “negocios de fideicomiso”, principalmente en materia de construcción de inmuebles, financiamientos bancarios e inversiones agrícolas, cabe preguntar qué hace falta para que desde el punto de vista legal exista un “fideicomiso” y, por ende, se configure un patrimonio separado, inmune a los riesgos ajenos al negocio en sí -como son el arrepentimiento, quiebra o muerte de las partes y/o la acción de sus acreedores individuales- y, sobre todo, exento del riesgo de quiebra.

¿Es suficiente dar a un contrato el nombre de “fideicomiso”, calificar a la parte que entrega una cosa como “fiduciante” y a la parte que la recibe como “fiduciario”, o es necesario algo más? Seguir leyendo →

Avances, retrocesos y oportunidades perdidas en el proyecto de codigo civil en materia de sistema de registros contables

junio 24, 2014Derecho Contable0
Errepar DSE nro. 321, tomo XXVI, agosto 2014.
Por Eduardo M. Favier Dubois (PATER) y Eduardo M. Favier Dubois (H).

El Proyecto de nuevo Código Civil unificado, que cuenta con media sanción legislativa, importa una gran oportunidad perdida en materia de modernización y obligatoriedad del sistema de registros contables hoy vigente.

Es que si bien se observan algunos adelantos y se señalan algunos defectos, se está perdiendo una oportunidad única para dar carácter obligatorio al sistema contable, disponiendo que la omisión de los respectivos deberes importa presunción de fraude y podrá dar lugar a una multa a cargo de los responsables, sin perjuicio de las medidas de compulsión respectiva.

Asimismo, debió establecerse lo indispensable de la contabilidad regular para la apertura del concurso preventivo y del APE, el reconocimiento del valor legal de las normas contables profesionales, la validez sustantiva y requisitos de fondo de la contabilidad informática, la designación de un contador público responsable en cada empresa, y la auditoría de todos los estados contables, salvo los de sujetos con pequeño volumen, a los que correspondió imponer menores cargas pero no eximirlos de la contabilidad.

Con tales fundamentos se propone la reforma del Proyecto o la sanción de una Ley Especial sobre Sistema de Registros Contables.

Trabajo en PDF:  Descargar

 

Pro-Bonus

Apadea
Luchemos por la vida WCCES

Vías de Contacto