Favier Dubois & Spagnolo

La Moda y La Empresa Familiar. Empresas B.

Por Lucía Spagnolo

1. Introducción.

¡Qué conexión interesante entre la moda y las empresas familiares!
Ambas existen casi desde la misma creación del mundo: indumentaria, arquitectura, formas, texturas entre otras. Las empresas familiares son emprendimientos conjuntos integrados por una familia que vive de lo que generan, y son transmitidos a sus hijos, de generación en generación.

2.-Las empresas familiares.

Son aquellas integradas por una familia que es su propietaria y trabaja en ella y que y vive de la economía generada por la empresa. Ellas tienen una visión a largo plazo cual es el traspasar ese patrimonio familiar a través de las distintas generaciones, constituyendo un pilar fundamental para ello el otorgamiento de un reglamento interno, denominado Protocolo Familiar. El protocolo, se genera una vez transcurrido el proceso consensuado entre los integrantes de toda la familia empresaria durante el cual se dictan normas, pautas, cláusulas precisas claras y concretas, para la mejor permanencia de los integrantes de la familia en la Empresa, de manera tal de preservar una convivencia familiar loable y el traspaso del capital y patrimonio social a las sucesivas generaciones.
En el negocio de la moda, y a modo de prevención se podrá coartar debilidades que decantan en la altísima mortalidad de las empresas familiares, a través de ordenar las flaquezas emocionales, típicas de la relación inter familiar.

3.-Prevención y protección creativa.

La informalidad en la moda es una situación reiterativa, tal es así que los emprendedores y empresarios desconocen ciertas normas que protegen su creatividad intelectual. Por ello es necesario que el asesor jurídico esté munido de la normativa protectoria correspondiente. A ello cabe agregar los innumerables sucesos de los últimos tiempos sobre todo en materia de expansión y actividad comercial que la globalización y la tecnología han traído al mundo. Sucede en particular con las ventas realizadas a través del comercio electrónico, en las cuales conlleva a una serie de situaciones ambiguas desde el punto de vista entre otros, de la tributación y cuál es la ley aplicable en caso de eventuales reclamos o conflictos con motivo o por el hecho de la compraventa.

4.-Moda rápida y Responsabilidad social empresaria.

La moda rápida o “fast fashion”, nos ha dejado sin modo de pensamiento y reacción. Tiempos que han superado todo análisis, hasta hace unos años en que se descubren varios tópicos: 1) contaminación en exceso; 2) calentamiento global; 3) presión laboral a insignificantes salarios; 4) etc.
Todo ello producto de la excesiva industrialización que se torna infinita e innecesaria a la hora del necesario consumo.¿Qué habrá pasado que desde hace varios años se haya comenzado a concientizar sobre estos temas? Y en este punto es importante la tarea de las empresas familiares y de las empresas B.

5.-Las Empresas Familiares y Las Empresas “B” como opción.

Los valores que las familias empresarias se trasmiten a la Empresa Familiar, como el diálogo con respeto de opiniones tanto en la familia como para quienes trabajan en la empresa, y en este sentido la comunicación es fundamental para asegurar la continuidad de la empresa familiar. Además de ello la proximidad de la familia empresaria con el medio en el cual se sitúa la empresa, empleados, proveedores, es decir una relación prácticamente personalizada con la sociedad toda, que otras empresas no familiares son anónimas. Las empresas B, son empresas privadas, que han llegado a llenar omisiones en las cuales el Estado jamás ocupó sea por negligencia, falta de visión o previsión. La empresa privada va supliendo estos desajustes y va creciendo de manera más solidaria en el entendimiento de que su crecimiento pasa también por el crecimiento de los actores que hacen incrementar en forma conjunta las utilidades de la empresa. Así ha surgido el concepto de empresas B, extraído de “benefit corporations” o “B Corp” (empresas beneficiosas) son empresas que, mediante ideas innovadoras, producen para el mercado determinados bienes y servicios generadores de un impacto material positivo en la sociedad y el medio ambiente. Dichas empresas desarrollan además prácticas de gran responsabilidad social con sus empleados, proveedores, clientes y entorno No son entidades de bien público sino empresas comerciales que, sin importar la forma jurídica, tienen fin de lucro y reparten dividendos a sus propietarios, pero en sus decisiones privilegian la maximización del cumplimiento de su objetivo social por sobre el incremento de ganancias.

6.-Conclusión.

Entiendo que la forma más apropiada para optimizar recursos, generar empatía en desarrollo sustentable en las empresas familiares y que se desarrollen en la moda, es a través de que adopten la forma de Empresas B. No solo con la visión de que el emprendimiento haga repartir dividendos, sino que pueda ser sustentable, tenga principios básicos como impactos benéficos para la sociedad, prácticas de responsabilidad social teniendo visión más equilibrada entre la rentabilidad y el interés social.

Trabajo en PDF:  Descargar

El “Derecho de la Moda” ¿una frivolidad académica?

agosto 18, 2014Prensa0
Columna de Opinión de LA LEY, 23 de Mayo de 2014, pag.1/3.
Por Lucia Spagnolo

Desde hace un tiempo se ha comenzado a hablar en eventos y ambientes académicos del exterior, y también del país, sobre un “Derecho de la Moda” .

La novedad ha generado algunas críticas en nuestro medio sosteniéndose que se trata de una “frivolidad”.

Quienes así opinan consideran que el Derecho, y consecuentemente los estudios de la academia jurídica, se deben ocupar solo de cosas serias como la convivencia social, la justicia y los derechos humanos y no deben ocuparse de algo tan insustancial, artificial, prescindible y superficial como la moda, sujeta a los caprichos de los diseñadores, de las modelos y de las marcas, y a las manipulaciones de las revistas y de los medios.

Por mi parte, y con todo respeto, no comparto esa opinión toda vez que la moda es algo muy serio.

En sentido amplio, y siguiendo a Godart , se ha definido a la moda como el cambio social específico, regular y no acumulativo, que se despliega, más allá de la indumentaria, en múltiples sectores de la vida social

Pero en sentido estricto, y en lo que aquí interesa, la moda se refiere a la industria de la indumentaria y del lujo, a la que se añade la industria de los cosméticos, con actores múltiples, empresas y profesionales, que desarrollan distintas carreras y estrategias.

Al respecto, esta industria de la moda y el lujo constituye una actividad económica mayor que representa el 6% de la producción mundial, lo que supera al 4% de la industria automotor y al 3% del sector de telecomunicaciones.

Pero además, la moda es un objeto social donde se entrecruzan las artes y la industria.

Es que la moda, como industria creativa, se vincula a las industrias culturales y ha sido conceptuada como “un hecho social total” en el sentido de que implica profundamente a las personas y a los grupos sociales y cuya comprensión da cuenta de lo humano en su totalidad.

Y es “total” porque es simultáneamente un hecho artístico, económico, político, sociológico, etc. y afecta al tema de la expresión de la identidad social ya que en la moda la construcción de sentido es central.

Una evidencia de ese carácter abarcador y transversal de la moda está dada por las publicaciones en nuestro medio de libros que vinculan a la moda con otras disciplinas .

Por su parte, el Derecho aparece regulando, con distintas normativas y desde diversos planos, aspectos y relaciones de la industria de la moda, entre los que se destacan la propiedad intelectual y artística, las marcas, los contratos, las empresas, los secretos y la confidencialidad, la competencia, los intercambios internacionales, la fiscalidad y las relaciones con los trabajadores, en situaciones que a veces incluyen ilícitos penales de falsificación o trabajo esclavo.

Frente a ello, la tentativa de dar a toda esa dispersa normativa un tratamiento unitario y sistemático, mediante la instauración de un “Derecho de la Moda”, se presenta tanto justificada como francamente positiva.

Es justificada porque la moda constituye, en sí misma y por su importancia económica y social tal como se mencionó, un punto de referencia adecuado para un análisis unitario.

Y es positiva porque un “Derecho de la Moda” permitirá a la doctrina ir construyendo una armónica sistematización e interpretación de las normas existentes, elaborar relaciones y principios que posibiliten suplir las lagunas y las dudas actuales sobre ciertos temas y, por sobre ello, podrá ser la base para una legislación que permita brindar una mejor protección del diseño creativo y de todas las personas que trabajan en la industria, cuando las normas actuales se presentan como obsoletas frente a los avances de las comunicaciones y de la complejidad de la vida social.

En definitiva, así como las materias que comprendían al Derecho tradicional se fueron expandiendo y reagrupando ante las nuevas realidades sociales, dando lugar a nuevas interdisciplinas como son, entre otras, el Derecho Deportivo, el Derecho Ambiental, el Derecho de la Bioética, el Derecho de la Energía y del Derecho de las Nuevas Tecnologías, hoy reconocidas como especialidades con principios propios, creo que ha llegado la hora de apoyar la construcción de un “Derecho de la Moda”.

Jornada sobre el derecho y la industria de la moda

Jornada sobre el derecho Y la industria de la moda

Jornada sobre el derecho y la industria de la moda.

Auditorium Universidad Andrés Bello Campus Bellavista.

Martes 5 de noviembre, de 08.30 a 18.30 horas.

 

08.30 a 09.00 hrs: Acreditación

09.00 a 10.30 hrs: Primer Panel:

¿Qué es el derecho de la industria de la moda?

Moderadora: Karen Jadue Becker, Chile.

introducción (experiencia global):

Pamela Echeverría, Argentina.

La moda como actividad económica que requiere regulación:

Jimena Rodríguez Donoso, Chile.

El Derecho de la Moda y su regulación aduanera en un mundo globalizado:

Alfredo Ugarte, Decano de la Facultad de Derecho de la UNAB, Chile.

 

10.30 a 11.00 hrs: Coffee Break

11.00 a 12.30 hrs: Segundo Panel:

El Derecho de la Moda y su importancia jurídica.

Moderador: Juan David Terrazas Ponce, Chile.

Moda, Globalización y Derechos Humanos: José Ignacio Núñez Leiva, Chile.

La moda como fenómeno de creación de empresas:

Susy Bello Knoll, Argentina.

Tributación e industria Textil: Profesor Jaime García Escobar, Chile.

Propiedad Intelectual y Moda: La moda como creación susceptible

de protección por vía de Derecho de Autor y Propiedad Industrial.

Francesca Rodríguez Spinelli, Venezuela.

 

15.00 a 16.30 hrs: Tercer Panel:

Derecho de la industria de la moda como un derecho interdisciplinario.

Moderadora: Lucía Spagnolo, Argentina.

Relaciones Laborales y Derecho de la Moda:

Manuel Tagle Undurraga, Chile.

Contrabando, delitos y sanciones a la copia:

Francisco Castillo, Chile.

Derecho de Propiedad Industrial y registro de invenciones:

Jorge Alzamora, Chile.

 

17.00 a 18.30 hrs: Cuarto Panel:

MODA, COMERCIO, MARKETING Y DERECHO.

Moderadora: Ingrid Benninghoff Prados, Colombia.

El diseño como arte y como industria:

Luciano Bráncoli, Diseñador, Chile.

Contratos sobre la imagen de las personas:

Christian Vidal Beros, Chile.

El Derecho de la Moda en Brasil: André Mendes, Brasil.

 

Programa: Jornada sobre el derecho y la industria de la moda

Primera Jornada “La moda y el derecho”

PRIMERA JORNADA ARGENTINA DE DERECHO DE LA MODA.

Fecha: 14 de Agosto de 2013.
Horario: 9 a 19 hs.
Lugar: Universidad Austral – Av. Juan de Garay 125, 4º Piso, Ciudad de Buenos Aires, CABA, C1063ABB, Argentina. Google Maps http://j.mp/18L7RVZ

La Asociación de Graduados de a Facultad de Derecho de la Universidad Austral, invita a Ud. a la Jornada, en la cual se analizaran los principales aspectos y desafíos que se presentan en la industria de la moda.

Comité organizador:

  • Susy Inés Bello Knoll,
  • Pamela Echeverría,
  • Lorena Fabris y
  • Lucia Spagnolo.

Expositores:

Roberto Abieri, Enrique Avogadro, Felipe Barreto Veiga (Brasil), Martín Caselli, Julio Conte Grand, Carolina Curat, Guillermo D´Andrea, Flavia Delego, Pamela Echeverría, Lorena Fabris, Diego Farreras, Gustavo Giay, Marcelo Loprete, Andre Mendes (Brasil), Helena Noir, Lorena Perez, Alejandro Ruiz, Susan Scadifi (Directora de Fashion Law Institute de Fordham University, New York, EEUU), Lucia Spagnolo, Gustavo Schötz , Mónica Witthaus.

Temario:

Qué es el derecho de la Moda? – Evolución del Derecho de la Moda a nivel internacional. Situación en la República Argentina – Marcas y Trade dress – Modelos y diseños industriales – Piratería y copias. Experiencias en el mundo – Merchandising en la industria de la Moda – Imágenes y marca – Contratos publicitarios – Contratos laborales – Expansión del negocio – Distribución – Branding.

Informes e inscripciones en

http://www.austral.edu.ar/fd/actividad/i-jornada-argentina-de-derecho-de-la-moda/

Consultas: mdiazlynch@austral.edu.ar – graduadosfd@austral.edu.ar – informesfd@austral.edu.ar.
Evento en Facebook: https://www.facebook.com/events/562348403816620

 

PRIMERA JORNADA ARGENTINA DE DERECHO DE LA MODA "La Moda y El Derecho"

PRIMERA JORNADA ARGENTINA DE DERECHO DE LA MODA «La Moda y El Derecho»

Pro-Bonus

Apadea
Luchemos por la vida WCCES

Vías de Contacto